Prohibida la circulación de camiones en la N-340 a partir de Enero 2018

BOE
Nueva Ley de Autónomos
11 julio, 2017
Protesta en favor de la gratuidad de la AP-7   Marcha de camiones por la N-340  Foto  Joan Revillas

Protesta en favor de la gratuidad de la AP-7 Marcha de camiones por la N-340 Foto Joan Revillas

Buenos días:

Hoy nos ha llegado una noticia desde Fenadismer (Federacion Nacional de Asociaciones de Transporte de España) en la que se indica que Cataluña pretende prohibir la circulación de camiones por la N-340 a partir de Enero de 2018, obligando a los camiones a utilizar la autopista de peaje AP-7, abonando el correspondiente peaje.

…la buena noticia (no sabemos para quién exactamente, pero seguro que no para los transportistas), es que habrá una bonificación que rondaría el 50% según el tramo a utilizar.

Según la Generalitat, con esta controvertida medida se pretende reducir la siniestralidad que soporta dicha vía. Han decidido que la mejor manera de reducir la siniestrabilidad es mediante la prohibición absoluta de circulación exclusivamente a camiones, que serían obligados a utilizar la autopista de peaje AP-7, abonando el correspondiente peaje con una bonificación que oscilaría entre el 42´50 y el 50% según el tramo a utilizar.

La medida no afecta sin embargo a los turismos que podrán continuar utilizando dicha carretera nacional, pero además se les incentiva a utilizar la autopista de peaje estableciendo su gratuidad para dicha categoría de vehículos siempre que la ida y la vuelta la realicen en el mismo día.

En opinión de Fenadismer, la medida propuesta “supondría inculpar al sector del transporte por carretera como único responsable de los posibles accidentes que se producen en las carreteras, lo que es absolutamente incierto conforme a los datos estadísticos de siniestralidad vial que anualmente publica la Direccion General de Tráfico”.

Desde esta federación abogan por implementar con carácter inmediato un conjunto de medidas que reduzcan las causas que motivan los accidentes de tráfico y que fomenten el uso voluntario de las autopistas de peaje, entre otras, “reduciendo la velocidad máxima en la N-340 en los tramos más peligrosos estableciendo un tercer carril para favorecer los adelantamientos, e incrementar la velocidad máxima permitida en la AP-7 aplicando un programa de descuentos para hacer más atractiva su utilización”.

Podemos incluso ir un paso más allá y preguntarnos quien gana y quien pierde con esto. Está claro que sector pierde, ¿pero quién gana?

Evidentemente el primer beneficiario de ello es la concesionaria de la explotación de la AP7 y de manera indirecta las arcas del estado.

Pueden argumentar que se ha propuesto que el peaje sea gratuito para los vehículos que realicen un trayecto diario de ida y vuelta por la AP7. El quid de la cuestión es que cuesta mucho más el peaje para un camión que para un coche (incluyendo el descuento), más aun teniendo en cuenta que quiénes utilizarán esta alternativa (i/v en el mismo día) serán particulares que utilicen la AP7 para ir a trabajar, lugares que suelen estar relativamente cerca del domicilio, por lo que el “uso gratuito” de la AP7 será limitado y con un impacto pequeño.

Lo que las autoridades deberían de hacer para reducir la siniestrabilidad en la N340, aparte de lo indicado anteriormente por Fenadismer, es mejorar el firme, la señalización, y si es posible, desdoblar la carretera en los puntos más conflictivos.

Claro, en este caso en vez de recaudar les toca poner…y eso ya no les hace tanta gracia

¡Hasta pronto amigos!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *